“Nos conmueve la actitud de Jesús: no escuchamos palabras de desprecio, no escuchamos palabras de condena, sino sólo palabras de amor, de misericordia, que invitan a la conversión”. Papa Francisco

Proyecto „Un granito de bondad“

El proyecto „Un granito de bondad“ se refiere a la asistencia caritativa de las familias pobres, primeramente a las familias monoparentales de los lugares en donde actúa Aljibe-Pozo.

Además del apoyo financiero y de los consejos sobre cómo llevar a cabo los derechos sociales en el marco de las instituciones gubernamentales existentes, Aljibe-Pozo proporciona apoyo moral y espiritual a las familias monoparentales y a aquéllos que se encuentran en situaciones difíciles. Prestamos ayuda hoy en día a 31 niños de familias monoparentales.

Los problemas con los cuales se enfrentan estas familias son frecuentemente el desempleo, problemas de vivienda, falta de pago de las alimentaciones (padres separados), falta de comprensión del entorno, depresión y muchos otros factores.

Por otro lado, los niños cuyos padres trabajan, frecuentemente pasan mucho tiempo solos; y además de no poderles dar todo aquéllo que quisieran, los padres se preocupan por su futuro y crecimiento. Dado el peso de las obligaciones de trabajo, no pueden serles de apoyo constante y ayuda en la vida cotidiana.

El mundo moderno impone a las nuevas generaciones de niños un desarrollo sin los padres, los cuales están obligados a invertir la mayor parte de sus energías en el trabajo, en lugar de en sus familias. De este modo, los medios de comunicación y la calle toman el rol de padres, los cuales están lejos de ser un ejemplo y modelo, por el medio de los cuales los adolescentes deberían construír su identidad y su rol en el mundo.

Este problema está aún más pronunciado en niños con un solo padre y es por eso que constituyen uno de los grupos más vulnerables, con los cuales Aljibe-Pozo desea solidarizarse mediante la asistencia y sensibilización de la sociedad sobre estos temas.

Proyectos

Meditaciones bíblicas

  • 25.01.2017.

    Jesús llama a Pedro y a Andrés a una nueva misión de vida, con palabras sencillas pero directas: "Síganme, y yo los haré pescadores de hombres" fue la frase detonante para un cambio total en sus vidas. Pedro y Andrés se dedicaban a un trabajo simple y rutinario, el cual les proveía el pan en sus mesas y aseguraba la dignidad del hombre que cuida de su familia. Eran días difíciles...

    Published in Meditaciones bíblicas

Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegar por el sitio, usted acepta el uso de cookies.