“Nos conmueve la actitud de Jesús: no escuchamos palabras de desprecio, no escuchamos palabras de condena, sino sólo palabras de amor, de misericordia, que invitan a la conversión”. Papa Francisco

Asociación Misionera Zdenac - Aljibe

La Asociación Zdenac (Aljibe de la Misericordia) es una organización civil sin fines de lucro, que basa su labor en los valores cristianos. Fundada en el año 2003, en Split (Croacia), por iniciativa de la religiosa misionera Lilia Lončar, Sierva de la Misericordia, con el objetivo de ayudar a los más necesitados en la República de Croacia y en los países del Tercer Mundo.

La inspiración para la fundación de la Asociación surgió durante su labor misionera en la misión de Palo Quemado (Ecuador), con el objetivo de que los cristianos croatas pudieran realizar su vocación de Misioneros de la Misericordia, y así propagar el Movimiento de los Misioneros de la Misericordia en los cinco continentes.

„...pero el que beba del agua que yo le daré,
nunca más volverá a tener sed.
El agua que yo le daré se convertirá en él en manantial
que brotará hasta la Vida eterna.“

(Jn 4, 14)

Entre las memorias de mi niñez, tengo un gran y querido recuerdo del día en el cual mi madre me ha enseñado a orar: „Alma de Jesús, santifícame...“ Pronunciaba aquellas palabras con amor y respeto. De ella he aprendido las palabras y los sentimientos.

Sor Ljilja

La semilla de aquella invocación se había convertido en un deseo ardiente de ofrecerme a Dios. Frecuentemente desde aquel tiempo, me apartaba de las personas para así orar: „Alma de Jesús, santifícame...“ y luego seguía hablándole a Dios con mis palabras de niña. Conversaba con Él, le hacía preguntas y aprendía a reconocer Su Voz con mi corazón. El sentir que Dios se encontraba conmigo en cada lugar y en cada situación me acompañaba y crecía cada vez más en mí.

También estaba presente la conciencia sobre mis pecados. La conciencia me reprochaba, señalándome mi mal comportamiento. Me acompañaba un doble sentimiento: la llamada divina a ofrecerme a Dios; y por otro lado mis debilidades, las cuales me ataban fuertemente a lo terrenal.

Me deslumbré con el hecho de que Dios me había elegido para sí, para realizar Su obra en el tiempo actual y este mundo. Paralelamente, inmersa en las „idas y venidas“ de mis actitudes las cuales me hundían, me extrañaba y admiraba al mismo tiempo Su paciencia en el hecho de persistir conmigo. Hoy en día le estoy inmensamente agradecida por su infinita misericordia hacia mí.

Aquellos dos sentimientos: ser elegida y ser de condición pecadora impregnaban cada día de mi vida religiosa y misionera, de mi vida completa.

El clamor de mi corazón y de mis labios era y es: „¡Señor, sálvame de mí misma! ¡Gracias por haber perseverado conmigo!“

Siempre me ha acompañado un profundo presentimiento interior de que Dios me prepara para una obra suya, muy importante para Él. Que he de ser un instrumento débil en Sus manos, para que así se pueda manifestar Su poder y Su santidad.

Frecuentes tentaciones exteriores e interiores, largos períodos de incredulidad de la existencia de Dios, me habían llevado al borde de la desesperación. Luego de esta experiencia volví a experimentar la cercanía de Dios de mi niñez y juventud.

Sueños, situaciones, oraciones proféticas de sacerdotes y otras personas de Dios, mis idas y venidas, la permanente voz en mi corazón que cada vez era más fuerte que todas las demás voces externas... de mil maneras Dios me guiaba admirablemente, armando como un mosaico para llevar a cabo Su plan.

Mientras me encontraba en las misiones en Ecuador, Dios volcaba cada vez más un ardor en mi corazón para la difusión del conocimiento de la Biblia entre las personas, en nuevos lugares. Nuestra comunidad en Ecuador ha fundado una familia laica misionera de las Siervas de la Misericordia, con la finalidad de difundir el Evangelio en palabras y obras.

Había confiado en que Dios me estaba llamando para fundar en Croacia el Aljibe misionero de Jesús entre los laicos. Zdenac (Aljibe), cuya espiritualidad y actos de generosidad cambiarían la vida de los niños, los pobres en nuestra patria y en el mundo. Éste se convertiría en un Movimiento internacional de los Misioneros de la Misericordia, formado por personas de todas las naciones, color, religión y raza.

El llamado es personal. Llegar aquí y llevar las personas a Jesús, el cual es la Fuente en el interior de cada persona. Experimentar una aceptación personal e importancia en el Corazón Divino de Jesús.

Djela milosrđa duhovna i tjelesna na tragu karizme svete Marije Krucifikse, valovi su koji struje ovom zemljom noseći život u punini po mjeri čovjeka.

La fuerza y la grandeza de su llamado divino a una nueva vida, en Dios escondida. La belleza de la vida en la Verdad y en el Amor. Consagrar nuestros días y nuestros corazones al llamado de Jesús, llevando a los „alejados“ de Cristo al Aljibe.

Las obras de misericordia espirituales y materiales tras los pasos de Santa María Crucificada, son aquellas olas que cruzan este mundo llevando la vida en plenitud a medida del hombre.

El Aljibe de Jesús en el aljibe de la misericordia, hecho de gotitas de buenas obras realizadas con amor. Cada integrante por medio de sus buenas obras, espirituales y materiales, ha de cambiar la vida de las personas, cambiando así él mismo.

Cada aljibe de Jesús está hecho de tres círculos de personas. El círculo interno son aquellas personas que, llamadas por Dios, dedican sus vidas solamente a Él en la vocación de Misioneros de la Misericordia. La vocación incluye la disposición a vivir en cualquier país del mundo y en cualquier circunstancia, trabajando en la educación de los niños en solidaridad, para la solidaridad y para el bien de los pobres. Los niños y los pobres son portadores de aquellos cambios positivos, y los Misioneros de la Misericordia son su incentivo y apoyo en el proceso de cambio.

Los Misioneros de la Misericordia realizan una promesa de amor incondicional al servicio de Dios en cualquier país y condición. No contraen matrimonio. Las mujeres misioneras viven en comunidades femeninas, y los hombres en las masculinas. Las comunidades cooperan entre sí en un plano pastoral.

En nuestra patria pueden vivir de forma individual o en comunidad, según acuerdo.

Personalmente, me entrego al servicio de la educación de aquellas personas y comunidades de Misioneros de la Misericordia para gloria de Dios y en honor a la Santa Virgen María. Para finalizar, comparto con todos la oración al Sagrado Corazón de Jesús, la cual rezo desde mis once años:

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS,
FUENTE DE TODO BIEN,
YO TE ADORO, CREO EN TI, CONFÍO EN TI.
YO TE AMO Y ME ARREPIENTO DE TODOS MIS PECADOS.
TE REGALO MI POBRE CORAZÓN,
HAZLO PACIENTE, HUMILDE Y PURO,
PARA QUE EN TODO RESPONDA A TUS DESEOS.
BUEN JESÚS, QUE YO VIVA EN TI Y TÚ EN MÍ.
PROTÉGEME DE LOS PELIGROS, CONSUÉLAME EN LAS DESGRACIAS Y EN LAS TRISTEZAS,
CONCÉDEME LA SALUD DEL CUERPO
Y DAME LA GRACIA DE UNA SANTA MUERTE.
AMEN

¡Dios está con nosotros!
Sor Lilia Lončar, Misionera de la Misericordia

¿Por qué Aljibe?

El Aljibe de la Misericordia tiene su raíz en el texto bíblico del encuentro de Jesús con la samaritana en el pozo de Jacob (ref. Jn, 4). Éste encuentro ha cambiado la dirección del camino de vida de la mujer samaritana. Por medio de esta conversación en el aljibe ha vivido una confrontación personal con la verdad, interesándose por valores eternos, la vida en plenitud, del agua viva que lleva hacia la vida eterna. Se siente aceptada y valorada, acepta la forma de pensar y de actuar de Jesús. Se le abre un nuevo horizonte en su vida. Deja su cántaro, el cual simboliza su antigüa forma de vida, para así invitar a los demás a venir al aljibe para un encuentro con Jesús. Esta experiencia del amor incondicional la transforma en una misionera de la misericordia de Dios. Por medio de su llamado todo el pueblo se había dirigido al encuentro con Jesús. Este texto es la inspiración para todos los integrantes del Aljibe de la Misericordia. Motivados con esta experiencia y la propia, hemos de llevar a todos a Jesús, para que Él cambie sus vidas.

Visión

La vida en plenitud a medida del hombre.

Misión

A ejemplo de Jesús de Nazaret, misionero de la misericordia, promover los valores humanos y ser solidario con los más necesitados de la sociedad.

Razón de la organización y acción del Aljibe

El mundo moderno vive bajo reglas competitivas. El avance tecnológico ha creado monopolios mundiales capitalistas, los cuales determinan la cultura de vida. Ellos establecen los normas modernas. Próspero es aquél que puede seguir este estándar. Los medios se encuentran a su servicio y disposición, su estrategia es el hedonismo. La escala de valores se ha invertido. La consecuencia de estos hechos es la confusión en el plano personal, familiar y social. La pérdida de los valores tradicionales y cristianos. La familia ha perdido la fuerza educativa. La fragmentación de la familia es de grandes dimensiones. La persona ya no se mira como un todo. Se ha convertido en un consumidor, amparado bajo el lema de que es por su bien, pero en realidad ha sido valorizado a medida de su poder material y de compra. Las migraciones masivas de los países pobres a los países ricos.

En búsqueda de una sobrevivencia, el hombre está expuesto a la pérdida de su propia identidad. Pueblos y países empobrecidos buscan satisfacer sus condiciones para poder acercarse a los países más poderosos y así transformarse en esclavos modernos „llenos de ollas de carne, pero con el alma vacía“. A pesar del deseo de los laicos de darse a sí mismos a favor de los más pobres en nombre de la Iglesia, a menudo renuncian el camino deseado por la falta de una organización que les permita el marco adecuado para la realización del plan de Dios en la participación de la salvación de las almas. Por otro lado, la falta de implicación de los laicos cristianos en la evangelización crea un terreno fértil para el florecimiento de sectas, las cuales se apoyan en la enseñanza de la importancia de una vida tranquila en tiempos difíciles. Muchas de ellas son el fruto de estrategias políticas neoliberales espirituales, las cuales pueden resultar fatales para la salvación de las almas, ya que encierra a las personas en su propio micro-mundo sin desarrollo de la conciencia sobre la responsabilidad social y moral del individuo.

Objetivos de Aljibe

  • Formación espiritual de los miembros y promoción de los valores cristianos en la sociedad con una identidad clara y firme, impregnada de una vocación cristiana bajo la orientación de la Nueva Evangelización. Los laicos se acercarán a ejemplo de Jesús de Nazaret a cada persona y comunidad.
  • Instruír a los laicos en el seguimiento de los sucesos mundiales modernos, para así influír en un cambio público representando así a las personas privadas de sus derechos.
  • Promoción de la solidaridad y responsabilidad cristiana en la sociedad hacia los más débiles y abandonados (ref. Mt 25,40).
  • Actos caritativos de misericordia a favor de las personas más afectadas en la sociedad y en el mundo.
  • Organización de tallleres y motivación de cada integrante para el conocimiento de las Sagradas Escrituras, el Catecismo de la Iglesia Católica y los valores morales católicos, para vivir según los mismos y mediar para la realización de estos principios en la propia comunidad y vida laboral.
  • Apoyar, educar y organizar a los voluntarios para el trabajo con los habitantes de categorías más afectadas: cuidado de los ancianos e inválidos, discapacitados, padres monoparentales y niños huérfanos (socialización; asistencia psicológica, práctica y soporte económico).
  • Organización y realización de foros públicos, consultas, seminarios, talleres, cursos, encuentros, etc., con el objetivo de ampliar la conciencia de la necesidad de una acción laica activa y de solidaridad cristiana.
  • Organización de talleres creativos para la realización de objetos útiles y artísticos de temática cristiana, con el objetivo de la formación espiritual comunitaria dentro del grupo y la familia.
Proyectos

Meditaciones bíblicas

  • 25.01.2017.

    Jesús llama a Pedro y a Andrés a una nueva misión de vida, con palabras sencillas pero directas: "Síganme, y yo los haré pescadores de hombres" fue la frase detonante para un cambio total en sus vidas. Pedro y Andrés se dedicaban a un trabajo simple y rutinario, el cual les proveía el pan en sus mesas y aseguraba la dignidad del hombre que cuida de su familia. Eran días difíciles...

    Published in Meditaciones bíblicas

Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegar por el sitio, usted acepta el uso de cookies.